17 de septiembre de 2008

Analisis Facing The Giants

JUEGO LIMPIO
Trata a la gente como si fueran lo que deberían ser y estarás ayudándolos a convertirse en aquello que son capaces de ser”.
Goethe
El ser humano por su naturaleza social, necesita convivir en grupo y trabajar unido por lo cual es necesario aprender nuevas formas para relacionarse y trabajar con los demás, siendo esta unión la que brinda respuestas oportunas y eficaces ante los retos de alta competencia. De esta manera el complemento de habilidades en un grupo, permite a su vez el progreso individual, en el cual las personas deben estar plenamente identificadas con su potencial interno, pues es allí donde la motivación genera lideres que son vistos por el resto de su grupo como la mente que contiene las ideas que deben seguir, es decir puede influir positiva o negativamente según su grado de motivación, que es lo que realmente conlleva a que sus seguidores estén identificados con las metas a alcanzar, con usar adecuada y eficazmente el potencial ya sea físico o mental para conducirlos hacia el éxito.
En la película Facing The Giants, La motivación es vista cuando el jugador emprende algo con ilusión, superando el esfuerzo que deba realizar para obtenerlo, y por tanto es mantenida su conducta con el fin de conseguir una meta deseada que cree imposible de lograr. Así vemos como en dicha película hay un motivo por el grupo de ganar el partido y hay un incentivo interno que apunta al desarrollo personal y físico de los jugadores y por ende a mejorar el rendimiento con el ejemplo de animo y esfuerzo que dirige el entrenador a su mejor jugador.
El entrenador de este equipo de jugadores, enfrenta un reto enorme: motivar a su grupo para que produzcan los resultados deseados, con energía y compromiso; dicha tarea la debe desempeñar un buen líder, para mantener tal grado de compromiso y esfuerzo entre sus compañeros. El técnico debe disponer de una fuerza altamente motivada para un desempeño positivo que los conduzca a ganar. Es así como este entrenador empuja al jugador a la búsqueda continua de esfuerzo que es vista por su equipo y significa identificarse con el fin común, cuando su mayor influyente ha perdido el interés y piensa que es imposible conseguir ganar el juego. Es por esta razón que el entrenador ve en él la capacidad de servir de guía, orientando al grupo a conseguir metas y pasar obstáculos. Así entonces vemos, como el entrenador se concentra en el comportamiento de su jugador estrella, lo cual le permite trabajar sus debilidades a fin de fortalecerlas.
En este sentido se puede observar como entre los dos afrontan el desafío mental y físico. El técnico tiene la capacidad de digerir la información de sus jugadores, transformarla en decisión y acción que les demuestre a los demás el sentido fundamental para generar resultados ganadores, pues éste entrenador logra que su jugador sea consciente de sus habilidades y talentos y lo utiliza para desarrollar la confianza en él mismo y así de esta manera identifica las alternativas para motivar a quienes los rodean. Así entonces, se puede ver que el interés del entrenador es crucial para el desarrollo de auténticos líderes y a su vez de concientizar a su jugador de la importancia y el papel que desempeña en el equipo.

Básicamente el jugador es una persona que se gana la confianza y el respeto de sus compañeros como consecuencia de sus actitudes y comportamientos, y con ello consigue abrir la comunicación con el resto del equipo, pues él logra que sus valores y su potencial se introduzcan en las mentes de los demás causando resultados inesperados por todos. Es decir, él asume el ejemplo que los beneficia por realizar una acción que se creía inalcanzable, y con ello representa el esfuerzo de todos. Finalmente este jugador que tenia un pensamiento negativo, va mas allá de su limite corporal y nos muestra el desarrollo de las competencias del ser humano, que no solo implica un saber hacer y ser, si no además implica el desarrollo de un liderazgo, que proporciona a la vez sentido de pertenencia a todo su grupo con esfuerzo, persistencia y dirección, en el cual su entrenador aporta las herramientas comunicativas necesarias para expresarse de forma simple y directa su increíble capacidad.

De esta manera se puede ver como el desempeño de los seres humanos esta determinado en gran medida por la influencia del entorno, en donde los estímulos positivos son quienes propician la confianza y seguridad en las personas y su forma de sentir que influye en las decisiones y metas que se plantean para el futuro, lo cual implica capacidad y disposición para asumir la responsabilidad y los resultados de los mismos. Así, se puede observar que cualquier cosa que se quiere lograr dependerá de las propias convicciones del individuo y de su entorno para tener éxito y cristalizar sueños.